Acit Joven

ACIT Joven es desde hace 33 años el Movimiento de Jóvenes de la Institución Teresiana en España. Como grupo cristiano que se compromete en la Evangelización, la Institución Teresiana ofrece a los jóvenes un horizonte de sentido en el crecer y comprometerse, un talante y un estilo, configurado por una espiritualidad:

  • Centrada en Jesús. Este era la preocupación de Pedro Poveda, que los jóvenes conocieran a Jesús y descubrieran el tesoro que llevan dentro.

  • Al estilo de los primeros cristianos. Enviados como laicos a ser sal y luz en la realidad cotidiana.

  • Comprometida en la promoción humana y transformación social. Con la oración, el estudio y el trabajo como medios insustituibles.

Desde ese deseo, El movimiento de Acit Joven adquiere con los niños (Pre Acit), adolescentes y jóvenes el compromiso de acompañarles en una formación integral, donde la oración, el estudio, el compromiso y las experiencias de grupo son claves básicas. Nuestra propuesta es concebida como un proceso educativo de crecimiento y maduración de los adolescentes y jóvenes, encaminado a la integración de la fe y la vida. Para ello es esencial la conciencia de gradualidad a través de las distintas etapas, según el momento vital y evolutivo del adolescente o joven. Por ello, partimos siempre de la vivencia y experiencia de cada persona y del momento en que se encuentre de su proceso madurativo humano-teologal e integramos los siguientes ejes o dimensiones básicas:

  • Madurez humana: descubrir y construir la identidad personal; trazar el proyecto de vida.

  • Madurez cristiana: conocer a Jesús y seguirle. Comprometerse con nuestro mundo, arriesgándose por el Reino.

  • Sentido de pertenencia al Movimiento y la Institución Teresiana, sentirse Iglesia y participar activamente en ella como laicos.

Nuestro objetivo es ayudar al adolescente o joven a pasar de una fe heredada a una fe personalizada, favoreciendo la personalización e integración de la fe y la vida a partir de la propia experiencia del adolescente y del joven con una metodología activa y creativa. Para ello se atiende especialmente a:

  • La pertenencia a un grupo como referencia primera. Formamos grupos en los que sienten que pueden hablar y compartir aquello que es importante para ellos. Son un lugar de vida, formación y acción en los que pueden vivir un verdadero proceso de maduración personal y de fe. Nos reunimos cada semana.

  • La participación en experiencias significativas, bien a lo largo del curso escolar, bien durante las vacaciones escolares. Entre otras propuestas, durante el curso realizamos Encuentros y Convivencias; son espacios de celebración en un ambiente festivo. En verano, tenemos Jornadas en las que los grupos de toda España se reúnen por edades durante 9 o 10 días en diversas propuestas según las edades. Es un tiempo fuerte de relación y comunicación. Las experiencias propuestas para los mayores de 16 años aúnan la mirada a la realidad con la llamada a implicarse activamente desde la fe.

Pedro Poveda supo acompañar a muchos/as jóvenes y les ayudó a ser lo mejor que podían llegar a ser. Esta era su propuesta a las profesoras de las primeras Academias; propuesta que todos los que forman Acit Joven asumen como propia:

Vuestro primer cuidado será poner a Dios en los corazones de vuestras alumnas. (…) ¿Qué haréis? Lo primero, poseerlo vosotras; lo segundo, mostrarlo en todas vuestras acciones; lo tercero, enseñarles el secreto de vuestra felicidad”

acit

 

 

Si queréis conocernos un poco mejor podéis visitar nuestra página web (www.acitjoven.org) o podéis asomaros a nuestro blog ( http://acitjoven.blogspot.com) para leer nuestros comentarios sobre la actualidad y de los evangelios de cada domingo. También os invitamos a buscarnos en www.youtube.com (“Canal de Acit Joven”) donde podéis ver algunos de nuestros videos.